PAUTAS DIAGNÓSTICO - TERAPÉUTICAS  PARA  LA PRÁCTICA CLÍNICA
TEMA,  CONDICIÓN o PATOLOGÍA: Trastornos adaptativos en niños y adolescentes
volver

 

DEFINICIÓN: Los trastornos adaptativos son una entidad clínica en la cual convergen el estrés y la psicopatología. Se caracterizan por una reacción de desajuste (desadaptación) que se puede presentar con síntomas emocionales y/o del comportamiento desarrollados en respuesta a uno o más estresores psicosociales identificables. Conllevan una merma en el funcionamiento del niño o adolescente (problemas con pares, dificultades en el rendimiento escolar, malestar individual, etc). Esta reacción ocurre dentro de los 3 meses desde que se presenta el estresor y cede dentro de los 6 meses posteriores a la desaparición de éste (trastorno adaptativo agudo). Si persiste por más de 6 meses, puede tratarse de un estrés crónico, o bien, haber provocado consecuencias duraderas (trastorno adaptativo crónico). Un estresor es cualquier evento psicosocial que tanto el paciente como el profesional de la salud consideren significativo y que tiene conexión con la manifestación clínica. El estresor puede ser único o múltiple, recurrente o continuo, leve o severo, común o extraordinario. Favorece la aparición de un trastorno adaptativo alguna vulnerabilidad individual intrínseca (temperamento, edad, sexo, nivel de maduración cognitiva y emocional, destrezas personales y experiencias tempranas) o extrínseca (sistema parental alterado, escasas redes sociales y/o falencias en la comunidad, educación y oportunidades). Se debe entender que la "percepción" que pueda tener el niño o adolescente respecto de la condición a la que se encuentre expuesto y su capacidad o dificultad para lidiar con ella estaría vinculada a la aparición del cuadro. Una reacción de adaptación puede transformarse en el tiempo en otra entidad psiquiátrica, por lo que el diagnóstico de un trastorno adaptativo dependerá del juicio y experiencia clínica. No es posible predecir quién o qué factor provocará un trastorno adaptativo. Respecto de las características del estresor, éste puede aparecer como inocuo y provocar el trastorno o ser intensamente traumático y no impactar de sobremanera al individuo. Los tipos de estresores más frecuentes son: problemas familiares, pérdidas y separaciones (cambios de casa, colegio, etc), experiencias de abuso físico y sexual, enfermedades, catástrofes naturales, accidentes, cualquier suceso deletéreo o "aparentemente banal" que produzca algún impacto en el individuo. La repetición y la continuidad del estrés favorecerían la aparición del trastorno.

 

EPIDEMIOLOGÍA y COMORBILlDAD: Los trastornos adaptativos son bastante frecuentes en niños y adolescentes. No existen estudios controlados a nivel nacional ni internacional que delimiten la prevalencia.
Seguirían en frecuencia a los trastornos del comportamiento. Las mujeres adolescentes estarían más propensas. Se pueden distinguir factores de riesgo para el trastorno: edad preescolar, enfermedad médica crónica, desastres naturales y familias caóticas o desorganizadas. El grado de afección moderado del trastorno es el más frecuente.

 

DIAGNÓSTICO: es eminentemente clínico. En el diagnóstico diferencial debe considerarse la penetrancia e intensidad de los síntomas, realizar una historia clínica detallada para distinguir elementos sintomáticos previos, delimitar las características de la personalidad de base y evaluar los antecedentes familiares( psiquiátricos). Se debe examinar la presencia de síntomas físicos. Se distinguen seis tipos de trastornos adaptativos:
1. Trastorno adaptativo con síntomas ansiosos: frecuente en niños. Se caracteriza por nerviosismo, preocupaciones y niveles de ansiedad subsindromática.
2.Trastorno adaptativo con síntomas depresivos: común en niños y adolescentes. Se caracteriza por ánimo depresivo, tristeza y sentimientos de desesperanza. Se diferencia de Depresión por la ausencia de sentimiento de culpa o retardo psicomotor.
3.Trastorno adaptativo con síntomas conductuales: de mayor presencia en adolescentes. Se caracteriza por un patrón de transgresión de normas y derechos, asociado a cimarra, conductas peligrosas o arriesgadas. Puede haber conflicto con la justicia. Existen factores de riesgo para su aparición o perpetuación (Violencia intrafamiliar, negligencia, conductas disociales precoces y déficit atencional). Tiene mal pronóstico.
4. Trastorno adaptativo mixto con manifestaciones emocionales y conductuales: se presentan alteraciones del comportamiento asociadas a baja del ánimo o síntomas ansiosos. Puede haber intentos de suicidio.
5. Trastorno adaptativo con síntomas mixtos ansiosos y depresivos: es la manifestación clínica más frecuente, tanto en niños como adolescentes. Existe una combinación de ambos síntomas.
6. Trastorno adaptativo no especificado: se clasifican en este tipo las presentaciones clínicas inusuales o imprecisas ( ej, conductas regresivas, negación de una enfermedad, etc.).

 

TRATAMIENTO: los trastornos adpatativos deben recibir tratamiento. Se debe privilegiar la remoción del factor estresor (frecuentemente no es posible). La intervención debe ser focal, breve y rápida. Los focos de intervención están en el paciente y su entorno. En el tratamiento individual se debe considerar las dificultades que ha presentado el niño o adolescente para hacer frente al estrés, evaluando sus capacidades personales (nivel de desarrollo cognitivo y emocional, recursos y mecanismos de defensa). El tratamiento se debe brindar en un contexto de apoyo y seguridad para el niño o adolescente, donde se pueda facilitar la expresión emocional y enfatizar las significaciones del factor estresor. Son eficaces las estrategias dirigidas a la solución de problemas y la psicoterapia expresiva (de apoyo). Si se decide tratamiento psicofarmacológico, debe ser sintomático (ansiolíticos en el caso de ansiedad, antipsic6ticos en bajas dosis en los desajustes conductuales*).
Respecto de las intervenciones a nivel familiar, se debe considerar el grado de funcionamiento de la familia, la presencia de violencia o psicopatología en los miembros (abuso de sustancias, alcoholismo, trastornos disociales y afectivos). Intervenir en el estilo de crianza, considerando el grado de dependencia, iniciativa del niño, capacidad de enfrentar las dificultades y la fortaleza del vínculo. Con el sistema familiar, enfatizar la necesidad de comprensión y de soporte para el miembro afectado, educar respecto de las vulnerabilidades personales del paciente y de las consecuencias del trastorno adaptativo .Puede indicarse terapia familiar.


OTROS: el resultado de la intervención no debe extenderse más allá de 2 meses. De no haber remisión, debe ser evaluado por Psiquiatra Infanto-juvenil.  volver

PAUTAS DIAGNOSTICO - TERAPEUTICAS  PARA  LA PRACTICA CLINICA
ADVERTENCIA GENERAL :
Estas pautas fueron redactadas por un grupo de especialistas designado especialmente para este fin por el Directorio de la Sociedad de PSIQUIATRIA Y NEUROLOGIA DE LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA.
Todos los contenidos y los principales aspectos formales de estas pautas son de responsabilidad y propiedad exclusiva de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia.
El Comité Editorial de ASOCIMED para la publicación de estas pautas solamente realizo modificaciones mínimas a los aspectos formales de los manuscritos, respetando íntegramente los contenidos y los principales aspectos formales de los mismos.
Las Pautas Diagnóstico - Terapéuticas para la Práctica Clínica sólo constituyen un breve  texto de orientación dirigido por la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia a la comunidad, y sólo pueden ser utilizadas como texto   informativo y educativo. Constituyen una recomendación clínica básica, apoyada en los estándares mínimos de atención profesional.
Estas Pautas Diagnóstico - Terapéuticas para la Práctica Clínica serán reactualizadas por la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia periódica y oportunamente.